Publicador de contenidos Publicador de contenidos

« Atrás

Por primera vez el Balance Energético Nacional constató que la biomasa desplazó a petróleos y derivados en la matriz de abastecimiento de energía

 

Uno de los aspectos a destacar en el presente balance es la participación de la biomasa en la matriz de abastecimiento de energía del país (41%), la cual por primera vez desplazó a petróleos y derivadas (40%), que históricamente ocuparon el primer lugar en dicha matriz. 

La también llamada matriz primaria tuvo un crecimiento neto de 130% entre 1990 y 2016, registrando un valor récord en 2016 (5.246 ktep) muy similar al registrado el año anterior.

En 2016 se concretó el cuarto año consecutivo de no importación comercial de electricidad, como consecuencia de los lineamientos instrumentados desde el 2005. El objetivo principal de esta política fue lograr la independencia energética a través de la diversificación de la matriz con fuentes renovables y autóctonas. 

Un hecho que avala este objetivo es que, en 2016, se sumaron 9 parques eólicos a los 26 existentes. A diciembre 2016 (fecha de cierre del balance) el país contaba con 35 parques eólicos, de los cuales 28 fueron instalados en los últimos tres años. Cabe destacar que en el año 2005 Uruguay no contaba con ningún parque eólico de gran porte. Esto representó una participación de 22% de energía eólica en la matriz de generación eléctrica en 2016. 

También se destaca el desarrollo de la energía solar fotovoltaica. Si bien es una fuente que se utiliza en el país desde hace muchos años, aún presenta valores pequeños respecto a otras fuentes de energía. Sin embargo, en los últimos tres años se registraron crecimientos extraordinarios pasando de 1,6 MW (diciembre 2013) a 88,9 MW (diciembre de 2016), alcanzando una participación de 2% en la potencia total instalada del país.

 

 

Estos aspectos permiten estar hoy por encima de la meta insignia de la Política Energética, que establecía para 2015 que al menos el 50% de la matriz de abastecimiento del país proviniera de fuentes renovables. Ya en 2015 se alcanzó el 57% y en 2016 se superó nuevamente, alcanzando el 59% de renovables en la matriz primaria.

 

 


Sobre el BEN

El objetivo del balance es brindar información a todos los organismos, empresas y personas vinculadas al proceso de planificación energética. Se espera que esta información pueda ser de utilidad para continuar mejorando las decisiones en esta materia, contribuya con la transparencia de la información pública y el acceso a datos abiertos.

Es de destacar que con esta publicación se completan 52 años de serie histórica para el período 1965-2016, de manera ininterrumpida y pública. Uruguay es el único país de América Latina y el Caribe en contar con una serie tan extensa.

Finalmente, en la presente publicación se incorporaron mejoras en la estimación del consumo final energético desagregado por sector a través de la realización de encuestas. En particular en 2016, se contó con el estudio de consumos y usos de la energía en el sector industrial, lo que permite contar con datos de mayor calidad a nivel sub-sectorial.

El BEN puede consultarse en http://www.ben.miem.gub.uy