Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Ministro Kreimerman analizó logros de la industria nacional, que duplicó su producto bruto

El ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, expuso en la celebración del Día de la Industria y del 116º aniversario de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), junto al presidente de esta institución, Javier Carrau. El acto se desarrolló el miércoles 12 de noviembre, a la hora 20.00, en el Club de los Industriales de la CIU.

En su alocución, el ministro saludó a la gremial y los trabajadores "que hacen de este país y a su producción cada vez más fuertes y cada vez más grandes". Kreimerman remarcó la importancia del desarrollo industrial para el desarrollo de los países, y agregó que es una actividad clave en la creación de empleo de calidad.

Agregó que el Gobierno busca que la industria nacional sea "inclusiva y sustentable", integradora de los uruguayos y perseverante en el "mantenimiento de las condiciones ambientales", y dijo estar seguro de que la CIU comparte esta perspectiva. Asimismo, indicó  que esta perspectiva es una de las bases de la política productiva nacional, que ha tenido "resultados bien elocuentes" en los últimos diez años, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi). Entre estos se encuentra que Uruguay tuvo un crecimiento del PBI del 5,7 % en promedio, mientras que en 2013 la inversión en relación al producto bruto fue del 22,9 %, lo que habla de la excelente imagen de Uruguay frente a los inversores, y de su calidad institucional y entorno de negocios.

Onudi también señaló que el producto bruto industrial se ha duplicado entre 2005 y 2013. El valor agregado manufacturero (la diferencia entre lo que se e exporta y lo que se importa) creció 46 %, lo que ubica a Uruguay en el segundo lugar de América Latina.

"Esto ha ido acompañado de una caída de desempleo a nivel nacional" y un crecimiento paralelo del empleo industrial, que se ubicó en 170.000 puestos de trabajo directos, con un incremento del 30 %, informó el jerarca.

La industria es responsable del 67 % de las exportaciones, que se han triplicado en los últimos diez años y alcanzan casi 10.000 millones de dólares en bienes (con porcentajes casi iguales para la agroindustria y la industria manufacturera, sumadas a los servicios y tecnologías de la información y la comunicación).

Actualmente el crecimiento de toda la industria del 1,6 %. "Sacando algunos sectores, ese crecimiento es prácticamente estabilizado", dijo Kreimerman.

 

Política productiva

Kreimerman recordó que la política productiva se ha centrado en la diversificación de sus sectores, la intensificación tecnológica y el agregado de eslabones en los distintos procesos. Teniendo en cuenta "los altos y bajos del sistema capitalista", y con base en "políticas claras", los resultados han sido "importantes" y continuarán en el largo plazo, previó el jerarca.

Para ello se han usado diversas herramientas, entre ellas la Ley de Promoción de Interés Nacional, mejorada en 2012. Como ejemplo, en 2013 se promovieron proyectos por 2.800 millones de dólares. El 71 % fueron industriales y el 69 % se dedicaron a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes). Además, el índice de inversión de maquinarias creció en un orden del 11,8 % anual.

Asimismo, Kreimerman remarcó la creación de 19 Consejos Sectoriales –con diálogo fructífero en muchos de ellos-, la creación del Fondo Industrial, la realización de decretos para aumentar el contenido nacional y la compra pública, o la generación de fondos no reembolsables para empresas dirigidas por mujeres, cooperativas y sociedades de fomento rural.

El secretario de Estado destacó también los acuerdos con Brasil.

 

Colaboración público-privada

Especialmente, el ministro destacó el diálogo público-privado que se ha mantenido en este período y que –afirmó- "no tiene antecedentes por muchos años". Gracias a esto se logró crear el Centro de Extensionismo Industrial; trabajar en conjunto con otras instituciones en el Parque Científico y Tecnológico de Pando; crear una planta de disposición finial de residuos sólidos industriales, a iniciativa de la CIU; y apostar a la certificación de calidad.

 A esto se suman nueve parques industriales nuevos y la colaboración en la promoción de la eficiencia energética, así como la instalación de tres Centros de Desarrollo Industrial  enfocados en las mipymes en Tacuarembó, Paysandú y Maldonado, con apoyo de autoridades locales y centros industriales y comerciales.

También señaló la instalación del Centro Agro Industrial Modular de Excelencia en Automatización Industrial y Mecatrónica) y los centros de asistencia a la tecnología y la innovación; uno de ellos está ubicado en la CIU.

El ministro añadió que hay tres factores que llevan al crecimiento económico, permitiendo aprovechar los ciclos de alza y superar los ciclos de baja en la economía mundial. Estos tres factores que se han trabajado y se continuarán trabajando son "una política macroeconómica equilibrada y un sistema financiero controlado y prudencial"; el capital social y humano, que crea un mercado interno importante y mano de obra capacitada; y el sistema productivo.

Este último "debe ser fuerte y basado en telecomunicaciones y energía", que son la "base de los sistemas industriales" y que el Gobierno "ha transformado decididamente en los últimos cinco años para dar sustento a un nuevo crecimiento industrial y una industria fuertemente competitiva", dijo Kreimerman, quien detalló las diversas estrategias en este campo.

El ministro destacó también el trabajo de las industrias y su "enorme inversión" para colaborar, junto a estas políticas públicas, con la transformación de la estructura productiva y la creación de las bases para un nuevo período de crecimiento.

"Uruguay cuenta con más de diez sectores donde cuenta con competitividad mundial y lugar para seguir creciendo", añadió.

Kriemerman dijo que el Gobierno está "muy satisfecho" con esta evolución y "observante" por la situación de los dos últimos años, en los que la economía mundial "ha ido cambiando" y, a pesar de que Uruguay y su industria siguen creciendo, se visualizan diferencias según sus ramas.

"Esas diferencias las hemos atendido en muchos casos; en otros casos no nos ha sido posible atender todos los requerimientos, pero estamos trabajando permanentemente en ello. En el balance, Uruguay sigue creciendo, pero además hoy se ubica como un país de ingresos medios altos, con una disminución de la desigualdad muy fuerte y con una política industrial que ha dado resultados y que seguirá transformando la estructura productiva del país", afirmó el ministro.

Para cerrar, instó a seguir trabajando en conjunto y saludó a Carrau, quien está a punto de terminar su gestión.

Por su parte, Carrau también destacó el trabajo realizado en conjunto, si bien planteó reclamos, como el logro de una mayor competitividad, los desafíos que implican el tipo de cambio real y las restricciones a las importaciones de Argentina, la afirmación de que se puede crear un mejor clima de negocios y el pedido de que la gremial sea escuchada a la hora de elaborar leyes laborales y de otra índole.

El presidente de la CIU también destacó el papel de la industria para la generación de oportunidades para el país.

Para terminar, se reconoció a un grupo de empresas creadas hace 50, 75 y 100 años, y a las afiliadas a la CIU durante los mismos períodos.

 

13/11/14

 

Galería de fotos