Publicador de contenidos Publicador de contenidos

MIEM e Inmujeres entregaron premios a ganadoras de la convocatoria de mujeres empresarias 8M_2014

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) realizó la entrega de premios de la convocatoria a mujeres empresarias 8M_2014 en una ceremonia que se llevó a cabo este martes en el salón de actos de Ancap. Este año, siete mujeres recibieron fondos no reembolsables, por un monto de $ 1.215.000, para concretar sus proyectos.

En la ceremonia, a la que asistieron el ministro Roberto Kreimerman y la directora del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) del Ministerio de Desarrollo Social, Beatriz Ramírez, se efectuó un balance de todas las convocatorias para mujeres empresarias y las políticas de género desarrolladas por el MIEM desde 2010.

Las empresarias seleccionadas por el tribunal son Adriana Alpuy, directora de Imagen uniformes empresariales, considerado "el mejor proyecto" presentado en toda la convocatoria 8M; Ana Pieri, bachiller en vestimenta de UTU que recibirá maquinaria y capacitación; María Paula Collazo, una licenciada en Geología y doctora en Ciencias Geográficas que ya había sido premiada en anteriores ediciones, y que recibirá maquinaria; Mónica Cejas, repostara de Flores, quien tendrá maquinaria y capacitación; María del Carmen Varela, apicultura y productora de lictores artesanales de Canelones, que optó por nuevas herramientas y equipos; Mariné Villalba y María Elena de Paula, creadoras de Femway (conos higiénicos femeninos), que apostarán a la internacionalización de la marca; y la artesana Blanca Umpierre, que recibirá educación y maquinaria para seguir proyectando su firma, Blanca Margarita.

 

Políticas para la igualdad

El ministro Kreimerman destacó, al igual que Beatriz Ramírez, el trabajo conjunto realizado por el MIEM e Inmujeres para la puesta en marcha de políticas y acciones de género. Recordó que al comienzo de la actual administración –como siempre ocurre- se trazaron políticas productivas y estrategias vinculadas a las áreas del ministerio, que incluyen la búsqueda de la diversificación productiva, una mayor aplicación de la tecnología y mayor valor agregado.

No obstante, en este proceso se ha ido aprendiendo que "las grandes estrategias que se condensan en resultados" solo lo consiguen a través de políticas específicas, por fuera de las "grandes líneas" exigidas por el sistema capitalista.

Es gracias a estas "decisiones políticas" que el país puede crecer con más igualdad, algo que ha probado un reciente informe de la Cepal que muestra que, de 12 países latinoamericanos, Uruguay es uno de los únicos dos que ha crecido por encima del promedio reduciendo, a su vez, la desigualdad entre sus habitantes. El crecimiento, por ende, "no se basa solo en el sistema económico, sino también en las decisiones políticas" que influyen en el primero, dijo el ministro.

Por ello, estas políticas han apuntado al fortalecimiento de sectores que el sistema tiende a dejar en desventaja: las pymes, la economía social y solidaria y las mujeres, quienes son "relegadas en el sistema general de crecimiento de la economía", explicó el ministro. En cuanto a las políticas de género, Kreimerman sostuvo: "Las mujeres siempre tienen la desventaja relativa de que siguen siendo las que atienden múltiples temas familiares y que nos dan sustento a todos. No es su función específica: todos deberíamos estar compartiendo estos diferentes aspectos".

Por ello, el MIEM ha implementado diferentes políticas de género, ya que se trata de un "tema clave", que implica "la convivencia y el desarrollo de todos los seres humanos", y en el que las acciones son "acumulativas". Como resultado, se han implementado diferentes programas de capacitación; en el interior del país, las mujeres son el 65 % de los participantes. Asimismo, Kreimerman recordó los resultados de la Encuesta de mipymes comerciales, industriales y de servicios de la Dirección Nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas del MIEM (2013), que señalan que el 45 % de las jefas de las micro, pequeñas y medianas empresas son mujeres, una cifra que ha ido creciendo.

Por otra parte, en cuanto a todas las ediciones de la convocatoria 8M, se han presentado 249 proyectos y se han entregado fondos no reembolsables por más de 9 millones de pesos. Todos estos proyectos pertenecen a diferentes sectores y buscan mejorar la competitividad y la innovación de las empresas. El 36 % de las seleccionadas fueron del interior.

El ministro concluyó indicando que una sociedad más rica y justa es una más igualitaria, que integre a todas las personas, no importa –entre otras cosas- cuál sea su género.

Por su parte, Beatriz Ramírez recordó que el trabajo realizado por el MIEM e Inmujeres se enmarca en el Plan de Igualdad y Oportunidades de Derechos, que apunta, además de a las políticas de género, a una mayor innovación tecnológica y al incentivo de la economía social y solidaria para el desarrollo del país. Asimismo, se apuesta a lograr "procesos de autonomía de las mujeres" y a su desarrollo laboral y personal.

Subrayó el papel del MIEM en el proceso de igualar las oportunidades de las mujeres, y en los proyectos intersectoriales que contaron, por ejemplo, con el apoyo de agencias de las Naciones Unidas. En cuanto a la convocatoria 8M, destacó su importancia como acción de política pública dirigida a las mujeres empresarias, y agregó que el desafío es que más mujeres del interior participen.

El objetivo, aseguró, es que el desarrollo productivo impacte en una mayor igualdad para las mujeres uruguayas. "En la medida en que existan los espacios y se ofertan desde el Estado las posibilidades, las mujeres accedemos, consolidamos y profundizamos nuestro accionar para nosotras, para nuestras familias y, por supuesto, para este proyecto de país que entendemos que debe ser cada día más igualitario y con mayor desarrollo", finalizó la directora de Inmujeres.

 

Galería de fotos

Resolución de convocatoria 8M_2014

 

21/10/14