Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Inspectores de soldadura y operadores de ensayos no destructivos recibieron certificados que avalan sus competencias

La Dirección Nacional de Industrias (DNI) del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) y LSQA realizaron este miércoles la entrega de los certificados emitidos a través del Sistema Nacional de Certificación de Competencias (Sinacc) para Inspectores de Soldadura y Operadores de Ensayos No Destructivos. En el acto, realizado en la sede de MIEM-DNI, participaron el ministro Roberto Kreimerman y el director de LSQA, Jorge Arismendi, entre otras autoridades.

Son 147 las personas que, a través de este sistema, pudieron recibir un certificado que avala su competencia en esta área. Para ello, se evaluaron su experiencia, desempeño y antecedentes. A partir de ahora, continuará el proceso de mejora continua de estos trabajadores y se renovarán los certificados periódicamente, a través de nuevos exámenes y evaluaciones. De los 147 trabajadores que recibieron certificaciones, 30 lo hicieron como inspectores de soldadura, y el resto en el sector de ensayos no destructivos, en tres niveles.

 

Capacidades nacionales

Durante la ceremonia, el ministro Kreimerman enfatizó la importancia de incrementar las capacidades nacionales, lo que, junto al esquema de redistribución de las riquezas, ha permitido a Uruguay reinsertarse internacionalmente en los últimos diez años con mayor justicia social, a diferencia de otros países del continente. "La economía tiene sus leyes pero la política decide, muchas veces, cómo esas leyes se aplican", dijo el ministro.

Kreimerman enfatizó que, en un mundo globalizado y estandarizado como este, se requiere que el comercio se realice con estándares internacionales que aseguren resultados en los productos, los procesos, y también las personas. El jerarca recalcó que no se trata de una perspectiva reduccionista, sino de tener también el foco en el ser humano, para reconoceré sus conocimientos y que de este modo las personas puedan desempeñarse, sin más trámites, en la producción, ya que las cadenas de valor requieren cada vez más apertura al conocimiento, la cara humana de este sistema. Este aspecto y el económico aseguran la competitividad y la calidad para el usuario final, explicó el ministro.

El secretario de Estado recalcó que las capacidades diferenciales de los uruguayos permitirán "un entramado industrial más complejo y una sociedad más justa", a la vez que felicitó a quienes participaron de esta etapa de certificación del Sinacc.

Por su parte, Arismendi también reconoció "la energía y pasión" de los trabajadores certificados, y la labor de las instituciones que participaron en este proceso. Destacó los resultados obtenidos y aseguró que las personas que acreditaron sus conocimientos tienen capacidad para seguir avanzando en el proceso de mejora continua, para desarrollar sus competencias y continuar aportando.

 

Galería de fotos

 

26/11/14