Publicador de contenidos Publicador de contenidos

« Atrás

2da mesa de trabajo sobre metodologías en el campo de la investigación, el desarrollo y la innovación en Uruguay

 

La actividad tuvo lugar en el salón de actos del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), ubicado en Mercedes 1041. 

La exposición estuvo a cargo de la Lic. Nancy V. Pérez, responsable del Programa Nacional Vintec y coordinadora de Antena Tecnológica.

El evento sirvió para capacitar a los presentes sobre los conceptos de vigilancia tecnológica y la Inteligencia estratégica y de sus metodologías.

La implementación de estos temas resultan indispensables para generar políticas de Estado a nivel territorial.

Por un lado, la vigilancia es el esfuerzo sistemático y organizado por las instituciones de observación, captación y análisis difusión precisa y recuperación de información del entorno. El objetivo es el de que tanto las personas, empresas y organizaciones puedan tomar decisiones para poder anticiparse a los cambios.

Por el otro, la inteligencia es el proceso ético y sistemático de recolección de información, análisis y diseminación pertinente, precisa y específica acerca del ambiente de negocios, de los competidores y de la propia organización.

Estas técnicas, nacidas durante la Segunda Guerra Mundial, se aplican fuertemente desde diferentes perpectivas en Francia, Japón y España pero no así en Latinoamérica ya que aún están presentes de forma incipiente.

El Programa Vintec que intenta concientizar sobre estos temas, tiene 10 años de creado pero en los últimos tiempos cobró la suficiente fuerza como para ser aplicado en los países de la región.

El costo del no monitoreo de la información le cuesta a las organizaciones pérdidas de 30 millones de euros al año solo en Europa en investigación y productos ya realizados, además de juicios a pymes por lanzar un producto al mercado sin la previa evaluación de patentes concedidas.

El sobrepasar la frontera del conocimiento ayuda a las organizaciones a iniciarse en un proceso de decisión que conlleva formular otras iniciativas distintas a las ya creadas, contratar expertos del entorno, cambiar estrategias tecnológicas, generar nuevos posgrados y/o carreras en el caso de las universidades.

Vale aclarar que de la totalidad de Internet, un 20% es de acceso superficial a través de buscadores como Google o Yahoo y un 80% forma parte de la web invisible o profunda, es decir, información recluida en base de datos o Big Data.

El 90% de esa información necesaria para una institución (patentes, publicaciones, estudios de mercado, etc) es de libre disposición, algo desconocido por miles de organizaciones a nivel mundial.

14/6/17